Bendito síndrome postvocacional

Entre grises y melancólicos ayes, nostálgicas fotos estivales e iterativos consejos para facilitar la consabida y temporal transición, brillan en la red frases inspiracionales, buenos deseos, espíritu positivo e invitaciones a la acción y a la ambición de aquellos a los que la vuelta al trabajo supone un reto estimulante. Son personas que ya desde el comienzo de su vida profesional (los menos) o desde una revisión honesta de identidad, motivaciones, capacidades y oportunidades decidieron que querían ser ellas mismas y que se iban a ganar las habichuelas alquilando su talento. Resulta ilustrativo ver como aquellos que inician cada mes como un reto, sin ingresos asegurados, transmiten la  confianza y el positivismo de los que saben que nadie te regala nada y que generalmente siembras siempre lo que recoges. Sea cual sea nuestra fuente de ingresos todos deberíamos aprender de ellos y darnos cuenta de que todos somos freelance a tiempo completo, a veces con la suerte de tener un cliente que nos quiere y nos paga el 100% de nuestro tiempo laboral.

A todos los que a la vuelta de vacaciones se cuestionan demasiado si lo que les espera a la vuelta del paréntesis les llena realmente el espíritu y el corazón, además del bolsillo, les invito a sentir (más que a pensar) y a hacerse preguntas (lo importante es no dejar de hacerse preguntas) para responderse con honestidad antes de que la rutina les engulla o su empresa decida finalmente apartar al que no aporta.

Nada como hacer lo que amas, amar lo que haces y empezar cada día con la mejor disposición para dar lo mejor (a ti mismo, a tus clientes, a tus jefes y colaboradores.)

A todos los que estrenan septiembre como mes de oportunidades, a los que honran sus responsabilidades y corresponden a su privilegio con profesionalidad, a aquellos que persiguen sus sueños, a los desempleados activos, a los autónomos, emprendedores, profesionales libres con la determinación y la atracción positiva de la ilusión y el estímulo de la necesidad, mis mejores deseos para un feliz y gratificante curso.

La vida y los resultados son de los que hacen por merecerlos y estamos en mundo grande y lleno de oportunidades para quienes saben quienes son, qué valor pueden aportan a los demás y piensan/actúan en positivo para conseguir lo que necesitan y desean.

Benditos los que vuelven de vacaciones para honrar sus vocaciones !

Anuncios

3 thoughts on “Bendito síndrome postvocacional

  1. Cristina dice:

    Leo los “mini-mundos” que son los artículos de JOAN CLOTET y me voy maravillando más a cada paso….. (pienso leerlos todos!)
    Hoy me quedo con es frase suya: “Nada como hacer lo que amas, amar lo que haces…”
    Sigue Joan, sigue.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s